julio de 13, 2024

La Secretaría de Salud del Estado de Hidalgo, a cargo de María Zorayda Robles Barrera, informó que en lo que va del año, la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Copriseh), ha realizado 39 visitas de verificación aplicando medidas de seguridad consistente en la suspensión de trabajos o servicios de 12 establecimientos para la atención de las adicciones ubicados en los municipios de Zacualtipán, Tulancingo, Tepeapulco, Pachuca, entre otros.

De igual forma que, en acciones coordinadas con la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC), se efectúa un reconocimiento en establecimientos residenciales, donde participan dependencias como Seguridad Pública, Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo y la Comisión de Derechos Humanos del estado de Hidalgo.

La funcionaria detalló que dichos establecimientos, públicos y privados, deben estar plenamente identificados por su razón social, y sobre todo no recibir usuarios con trastornos psiquiátricos, alteraciones y trastornos conductuales, mismos que deben ser canalizados a una Unidad Médica; cabe destacar que actualmente se cuentan con 115 establecimientos registrados en la entidad. 

La vigilancia sanitaria se dirige hacia saneamiento básico y atención médica, dando cumplimiento a los marcos normativos y entre ellos la NOM-028-SSA2-2009, para la Prevención, Tratamiento y Control de las Adicciones, por lo que estos establecimientos deben resguardar, durante el tratamiento, la integridad y seguridad de los pacientes, para ello se intensificará la vigilancia para así constatar el cumplimiento de la normatividad sanitaria. 

Las adicciones, son un problema de Salud Pública, por las consecuencias a nivel individual, familiar y social, representando un reto en la atención integral, por ello la identificación y prevención de riesgos sanitarios en los establecimientos para la atención de las adicciones es una actividad permanente que desarrolla la Copriseh.

Efectuando el control sanitario a dichos establecimientos se puede determinar entre otros aspectos, la calidad de la atención médica por personal calificado, manejo e eliminación de residuos peligrosos biológicos infecciosos (RPBI), contar con una dispensación adecuada de medicamentos,  infraestructura y  preparación de alimentos, los cuales deben ser elaborados con medidas higiénicas, uso de agua el potable, control de plagas y fauna nociva.

No obstante que para cualquier información, queja o denuncia, invitamos a la población a comunicarse al número 7181756, extensión  129 y/o 130.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *