abril de 19, 2024

En el marco del Día Mundial del Cáncer de Colon, conmemorado este 31 de marzo, la Secretaría de Salud en Hidalgo (SSH) mantiene acciones de prevención e información para sensibilizar a la población sobre los factores de riesgo de este padecimiento, además de promover medidas para su diagnóstico oportuno.

Especialistas del sector Salud estatal afirman que existen diversos factores de riesgo que pueden incrementar las posibilidades de padecer cáncer de colon, como la edad, pues es más común en personas de 50 años en adelante, el consumo de dietas ricas en caloría y en grasas de origen animal, antecedente de pólipos colorrectales, afecciones intestinales inflamatorias como colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn.

También se considera que los pacientes con problemas de adicción como el tabaquismo, estilo de vida sedentario, diabéticos, y con obesidad, se encuentran entre el segmento poblacional a desarrollar este tipo de enfermedades.

En México, el cáncer de colon representa la primera causa de muerte por tumores malignos, ya que este padecimiento ocupa el tercer lugar en incidencia, pero el primer lugar de mortalidad, por encima del cáncer de próstata y mama.

Los expertos consideran que las personas pueden desarrollar pólipos que pueden ser pequeños y generar pocos o ningún síntoma. Por esta razón, los médicos recomiendan pruebas de detección regulares para ayudar a prevenir el cáncer de colon mediante identificación y extirpación de pólipos antes de que se convierta en cáncer.

Es importante conocer cuáles son los factores que pueden propiciar que se presente el cáncer de colon para poder prevenir el desarrollo de este.

Entre los síntomas más frecuentes se encuentran los cambios de hábitos en las evacuaciones (diarreas o estreñimiento), sensación de que se necesita defecar, color del excremento oscuro o sangre fresca en heces, cansancio, fatiga, debilidad y pérdida inexplicable de peso.

La SSH recomienda que, para prevenir esta enfermedad, las personas que tienen varios factores de riesgo, acudan periódicamente a realizarse estudios y revisiones médicas, para evitar o diagnosticar la enfermedad oportunamente.

Además, se debe procurar un estilo de vida saludable para reducir los factores de riesgo que pudiera desarrollar esta enfermedad con acciones como el de llevar una alimentación saludable, evitar el consumo de alcohol, no fumar y mantener un peso promedio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *