abril de 19, 2024

Continúa el período vacacional y la entidad sigue de brazos abiertos para recibir a todas y todos los turistas que vengan a vivir y a disfrutar de días llenos de magia, sabor y diversión.

Prueba de lo anterior, son todos los sitios de turismo de aventura que se encuentran en diferentes rincones del estado, entre los que destacan:

Prismas Basálticos

Descubiertos por el Barón Alexander Von Humbold, de todas las maravillas naturales de Hidalgo, una de las más conocidas son estas gigantescas formaciones rocosas que tienen millones de años, ubicados en la barranca de Santa María de la Regla, en el municipio de Huasca de Ocampo

Cabe resaltar que este lugar es único en el continente americano. Hoy en día, la postal se ve embellecida por cascadas que caen sobre estas columnas de basalto.

Es considerada como una de las 13 Maravillas Naturales de México, además de los mejores lugares para visitar en Hidalgo, ya que brinda la oportunidad de admirar las bellas caídas de agua sobre los prismas y atravesar un puente colgante desde el cual se pueden tomar fotografías increíbles de estas formaciones naturales.

Grutas de Xoxafi

Es otra increíble maravilla natural de la entidad hidalguense. Localizada en el ejido de El Palmar, es un destino ecoturístico y de aventura que nadie puede perderse.

Este accidente geológico se formó hace millones de años en una montaña del Valle del Mezquital, cuando se perforaron varios túneles que actualmente se pueden recorrer, a través de tours organizados dirigidos por guías expertos de la comunidad. A su alrededor aparecen montañas con vegetación típica de matorrales, arbustos, cactus, magueyes y otras especies típicas de la zona.

Se ofrecen varios tipos de recorridos por las Grutas de Xoxafi, pero en todos hay que escalar, arrastrarse un poco y caminar a través de túneles estrechos. Sin duda, no es una actividad recomendada para quienes sufren claustrofobia.

Los más aventureros podrán hacer una ruta más extrema que incluye dos descensos a rappel, uno de 12 y otro de 44 metros; o uno que incluye tirolesa y ascenso en roca (solo recomendado para gente con experiencia).

Definitivamente, estar a más de 80 metros de profundidad es una experiencia que vale la pena vivir, ya que se pueden descubrir extrañas formaciones rocosas que resguarda esta gruta.

 Grutas de Tolantongo

Están dentro de los escenarios más impresionantes del estado y posiblemente de todo México. Situadas en el ejido de San Cristóbal, municipio de El Cardonal, en este sitio se encuentra una espectacular cascada, un río de color turquesa, una impresionante gruta y pozas termales en las que podrás descansar.

Otra manera de definir a este lugar es como un oasis enclavado entre montañas. El Cañón de Tolantongo consta de un conjunto de cuevas y una principal de la cual fluye un río de aguas termales y un túnel más pequeño.

Tolantongo dispone de tres hoteles y piscinas de agua caliente cerca de la parte inferior del cañón. Su principal atractivo del lugar son las dos grutas situadas en el extremo cerrado, a través de las cuales corre un río de aguas cristalinas de color turquesa. En varias secciones de las paredes del cañón hay chapoteaderos hechos por el hombre en donde los turistas pueden bañarse y disfrutar de hermosas vistas del cañón.

Las mejores actividades para hacer en este lugar son el senderismo, el rappel y la espeleología, aunque también se puede acampar, comer en sus restaurantes y más.

Peña del Aire

A 5 km de Santa María de la Regla y 9 km de Huasca de Ocampo se encuentra la Peña del Aire, una enorme roca que da la sensación de encontrarse levitando en el aire. La misma se ubica en un cañón, a dos mil 600 metros sobre el nivel del mar y rodeada de un hermoso paisaje.

Es otro de los lugares para visitar en Hidalgo; atravesar el cañón con una tirolesa es solo una de las cosas que podrás hacer allí. Rentar un cuatrimoto, sumarse a una cabalgata o acampar y disfrutar de la pureza de una noche espectacular son otras propuestas emocionantes.

Parque Nacional Los Mármoles

Fue el primero de México en ser declarado como tal por el entonces presidente Lázaro Cárdenas, en 1936. Con más de 20 mil hectáreas, representa la segunda Área Natural Protegida más grande de Hidalgo, después del Parque Natural El Chico.

Situado a una hora de la ciudad de Zimapán, este impresionante lugar lleva su nombre en referencia a los grandes yacimientos de mármol que se encuentran en su interior. Una de sus maravillas naturales más importantes es la Barranca de San Vicente, situada a casi tres mil metros del nivel del mar y con una profundidad de 800 metros.

El cerro Cangandho es otro de los grandes reclamos turísticos del parque. Situado en la parte más alta de Los Mármoles, es famoso por contener la «piedra magnética», llamada así porque tiene la capacidad de atraer todo tipo de objetos metálicos.

Otro sitio que se puede visitar en este parque es La Encarnación, un antiguo pueblo minero. A pesar de que hoy se encuentra abandonado, vivió épocas gloriosas y hace 100 años era conocido como la “capital minera”. Una curiosidad es que aquí se fundió el hierro con el que se construyó la Torre Eiffel de París.

Alquilar una bicicleta y explorar los vestigios de esta época de esplendor es una de las mejores cosas para hacer en el Parque Nacional Los Mármoles. Finalmente, en La Encarnación, también se puede acampar, lanzarse en tirolina o escalar montañas utilizando la vía ferrata.

Así, con todo un mosaico de alternativas turísticas y la seguridad que se ofrece a las y los visitantes, Hidalgo es la mejor opción para vivir estas vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *