abril de 14, 2024

Para continuar con la segunda etapa de las reuniones de evaluación y seguimiento de compromisos realizados por el Gabinete de Seguridad del estado con los ayuntamientos, se dieron cita, en el municipio de Ixmiquilpan, los secretarios de Gobierno, Guillermo Olivares Reyna, de Seguridad Pública, Salvador Cruz Neri, y de Contraloría, Álvaro Bardales.

Dentro del esquema de rendición de cuentas, los servidores públicos evaluaron los informes presentados respecto a las condiciones actuales de las policías de Actopan, Chilcuautla, El Arenal, San Salvador, Cardonal, Santiago de Anaya, Francisco I. Madero, Mixquiahuala de Juárez, Progreso de Obregón y el municipio sede, Ixmiquilpan.

A raíz de ello, se detectaron deficiencias en las corporaciones, tanto operativa como administrativamente. Las principales fallas que no han sido subsanadas por parte de las y los ediles son la falta de capacitación y certificación, instalaciones deficientes, poca convocatoria y migración de elementos a otros municipios.

En su intervención, Guillermo Olivares Reyna, manifestó: “No hay partidos políticos en este tema de la seguridad pública, todos y todas estamos obligados a cumplir con tener en orden nuestra policía municipal.”

Por su parte, Salvador Cruz Neri recalcó la importancia de que los elementos cuenten con el Certificado Único Policial (CUP) vigente, ya que es el aval de que son aptos para realizar su trabajo como primeros respondientes, con lo cual se fortalece el principal anillo de seguridad de la ciudadanía, que son precisamente las corporaciones municipales.

Sobre los municipios que no son mando coordinado, aclaro que no busca obligarlos a incorporarse, pero si a que trabajen de manera cooperativa, organizada y en equipo con las autoridades estatales, para poder tener una mejor respuesta antes los delitos que se presentan en esas demarcaciones.

En concreto, se abordó el tema del correcto registro de los policías que laboran en los ayuntamientos ante la Secretaría de Seguridad Pública (SSPH), con el fin de tener un control sobre quienes están al cuidado de la población. Ambos servidores públicos solicitaron que estos registros se actualicen para evitar que se infiltren personas que incurran en conductas delictivas.

Las y los representantes municipales informaron que los ilícitos más recurrentes en el valle del Mezquital son violencia familiar, robo a casa habitación y a comercios, daño a la propiedad, accidentes viales y trasiego de gas LP.

Ante esto, Olivares Reyna recordó que existían muchos vicios en el pasado, como la corrupción y malas prácticas para desviar los recursos, algo que en el gobierno de Julio Menchaca no tiene cabida: “Todos debemos conducirnos por el camino de la honradez”, enfatizó.

Asimismo, pidió a los presentes ser más exigentes ante las anomalías que se registran en los ayuntamientos, y exhortó a que se multen y decomisen motocicletas sin placas y vehículos con vidrios polarizados, ya que son los más ligados a la delincuencia.

Para cerrar este ejercicio, se dio apertura a la población para expresar sus inquietudes en materia de seguridad y bienestar público, a las cuales las autoridades respondieron, a la par de reiterar su compromiso de darles puntual seguimiento, a fin de recuperar la confianza y tranquilidad de sus representados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *