mayo de 20, 2024

La incidencia reportada por el Sistema Único Automatizado para la Vigilancia Epidemiológica (SUAVE) en todo el país, reporta un incremento en la incidencia de hepatitis C entre los años 2019 y 2021, cuyo promedio se encuentra en 1.7 casos por cada 100 mil habitantes.

A nivel estatal, según los datos emitidos por la Subdirección de Epidemiologia, al 28 de junio de este año en Hidalgo se habían presentado 122 casos, de los cuales, 89 son de tipo A, 11 de tipo B, 14 de tipo C y 8 de D y E.

Ante ello, la titular de la Secretaría de Salud en Hidalgo (SSH), María Zorayda Robles Barrera, señaló que ante el incremento de las infecciones por tipo A respecto al 2022, la SSH, genera acciones de fortalecimiento y difusión de las medidas preventivas ante  este padecimiento, tales como:

  • Lavarse las manos antes de comer o preparar alimentos y después de ir al baño.
  • Beber solo agua embotellada, hervida, clorada o desinfectada.
  • Consumir frutas desinfectadas o cocidas.
  • Comer alimentos recién hechos y calientes a la hora de servir.
  • En caso de utilizar letrinas, cubrir las heces con cal.
  • No evacuar al aire libre.

En caso de presentar fiebre, heces de color claro, orina oscura o piel y ojos amarillentos, autoridades de la SSH recomiendan no automedicarse y acudir a la unidad de salud u hospital más cercano para recibir atención adecuada.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la hepatitis es una inflamación del hígado que se divide en cinco cepas principales del virus que son los tipos A, B, C, D, y E. 

Si bien, todas ellas causan enfermedad hepática, se diferencian en aspectos importantes, sobre todo en los modos de transmisión, la gravedad de la enfermedad, que de no atenderse oportunamente puede llegar a ser mortal, la distribución geográfica y los métodos de prevención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *