abril de 14, 2024

Que las personas mayores cuenten con espacios dignos y adaptados a sus necesidades es uno de los compromisos que el gobierno de Hidalgo tiene con este sector; es por ello que se destinaron 12.5 millones de pesos para la rehabilitación y equipamiento de cinco Centros Gerontológicos Integrales (CGIs) en la entidad.

Entre estos municipios beneficiados se encuentran Zacualtipán y Tlahuelilpan, cuyas instalaciones ya habían resentido el paso del tiempo y la falta de mantenimiento, por lo que se determinó invertir más de 600 mil pesos en el primero y 2.9 millones en el segundo.

Al respecto, la encargada del despacho de la Secretaría de Bienestar e Inclusión Social (Sebiso), Neyda Naranjo Baltazar, señaló que a través del trabajo coordinado entre la dependencia a su cargo y la Secretaría de Infraestructura Pública y Desarrollo Urbano Sostenible (SIPDUS), se hace sinergia para fortalecer las políticas de atención a la población adulta mayor.

La directora general del Instituto para la Atención de las y los Adultos Mayores del Estado de Hidalgo (IAAMEH), Penélope Apodaca Sinsel, comentó que en línea con el compromiso del gobierno que encabeza el mandatario Julio Menchaca Salazar, se busca que los espacios destinados al cuidado de este sector, cumplan con los estándares de calidad y brinden un entorno propicio para el envejecimiento saludable.

“Es fundamental que los CGI cuenten con instalaciones adecuadas y servicios de calidad que garanticen el bienestar integral de las y los adultos mayores. Estamos comprometidos en seguir trabajando para mejorar la infraestructura y los programas de atención dirigidos a este sector de la población”, expresó durante las supervisiones realizadas.

Agregó que aprovechando los trabajos en las Rutas de la Transformación, se visitan los diferentes CGIs para atestiguar el avance de las rehabilitaciones; es así que en las próximas semanas se visitarán los trabajos de Acaxochitlán y Huejutla.

Las acciones incluyen: impermeabilización, cambio de luminarias, fontanería, pintura de los inmuebles, colocación de barandales para seguridad de las personas usuarias y, en casos específicos, demolición y reconstrucción de espacios que se catalogaron como riesgosos para el desarrollo de actividades, entre otros.

Así, se busca asegurar que la población mayor pueda disfrutar de una vida digna y plena en un entorno favorable para su bienestar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *