julio de 20, 2024

De la mano de la secretaria de Bienestar e Inclusión Social, Simey Olvera Bautista, y de autoridades estatales y federales, 49 personas artesanas recibieron premios económicos tras haber resultado seleccionados como ganadores de la décima edición del premio “Hecho en Hidalgo”.

La bolsa, consistente en 170 mil pesos, se repartió entre quienes elaboraron las artesanías más destacadas en 13 categorías, además de los premios para personas mayores de 60 años y menores de 30, así como galardones especiales, menciones honoríficas y premio especial al ganador general del concurso.

Olvera Bautista comentó que estos premios son estímulos a la creación de artesanías, y buscan impulsar la conservación de la identidad del estado de Hidalgo, misma que se plasma y trasciende de la mano de las personas artesanas de todas las regiones de la entidad.

“El gobernador, Julio Menchaca Salazar, nos ha puesto la gran y hermosa tarea de estar cercanas a las personas artesanas, de ayudarlas, impulsarlas, y por eso trabajamos de la mano del gobierno federal, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, representado en este acto por FONART”, señaló la servidora pública.

 La subsecretaria de Participación Social y Fomento Artesanal, Claudia Márquez Camacho, expresó que este gobierno se preocupa y ocupa de las personas artesanas, por ello se han realizado diferentes acciones para beneficiar su economía, desde la realización de este tipo de concursos, la asesoría para la promoción de su trabajo, hasta la gestión de espacios de venta en eventos deportivos, sociales y culturales. 

“Los invito a seguir plasmando su talento, habilidades y creaciones, a compartir su experiencia y técnicas ancestrales con la juventud y seguir trabajando de manera conjunta para que sus artesanías sigan trascendiendo fronteras y destaquen a nivel nacional e internacional”, agregó Márquez Camacho. 

El premio principal y 10 mil pesos fueron para Juan Pablo Mendoza Rivera, de Tula de Allende, quien presentó “Rostro vida y muerte”, una urna funeraria prehispánica en alabastro, la cual fue calificada como la pieza más bella.

 En este concurso participaron quienes dominan alguna de las siguientes ramas artesanales con técnicas, materiales y diseños tradicionales: alfarería y cerámica, textiles, fibras vegetales, madera, metalistería, cantería y lapidaria, incrustación de concha de abulón, así como materiales diversos (cerería, vidrio, talabartería, papel amate, cartonería y hueso).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *