julio de 13, 2024

En 2018, se instituyó a la “Semana Mundial de la Lactancia Materna” como una estrategia cuyo objeto es promover entornos propicios para que las mujeres puedan amamantar —incluyendo el apoyo en la comunidad y en el lugar de trabajo— con medidas de protección adecuadas en las políticas y legislación gubernamentales, así como el intercambio de información sobre los beneficios de esta práctica.

De acuerdo con información de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) y del Consejo Estatal de Población de Hidalgo (Coespo), el 92.1 % de las mujeres que se encuentran en edad fértil (15 a 49 años) dieron leche materna al recién nacido, mientras que en Hidalgo se registró un número mayor de mujeres lactantes, el 93.5 %. 

El tema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2023 es: “Amamantar y trabajar: ¡Hagamos que sea posible!”, y al abordarlo se busca visibilizar la importancia de la defensa de derechos esenciales que como la licencia de maternidad durante un mínimo de 18 semanas y preferiblemente más de 6 meses, así como un espacio en el lugar de trabajo para amamantar, ya que estas medidas mejoran la salud de los niños y las mujeres.

 Aun así, actualmente más de quinientos millones de mujeres trabajadoras no tienen acceso a prestaciones de maternidad fundamentales, y muchas más se encuentran sin apoyos al reincorporarse a laborar.

La leche materna es una de las formas más eficaces de garantizar la salud y la supervivencia de los niños, pues además de ser segura y limpia, contiene anticuerpos que protegen de muchas enfermedades que pueden contraerse durante la infancia. Por lo anterior, llama la atención que, a pesar de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), menos de la mitad de los lactantes se alimenta de esta forma exclusivamente.

Es importante mencionar que, la OMS ha demostrado que los niños amamantados muestran un mejor desempeño en las pruebas de inteligencia, son menos propensos al sobrepeso o la obesidad y, más tarde en la vida, a padecer diabetes. Asimismo, las mujeres que amamantan presentan un menor riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *