abril de 13, 2024

Quedar expuesto a la inclemencia de los rayos ultravioleta (UV) podría originar problemas dermatológicos, así como la formación de  células malignas (cancerosas) en los tejidos de la piel. Ante estas condiciones los servicios de Salud en Hidalgo (SSH) recomiendan a la población evitar los rayos solares por largos periodos, al igual que fuentes artificiales, como camas bronceadoras, entre otras.

Velia Islas Castelazo, coordinadora estatal de Mortalidad en la SSH, alertó que cualquier persona puede desarrollar cáncer de piel, pero hay individuos con ciertas características que están en mayor riesgo, como la población que tiene piel clara, pues la dermis es más fácilmente que se queme, enrojezca o le salgan pecas, o que bajo el sol se siente adolorida. 

“La piel es el órgano más grande del cuerpo y 70 por ciento está compuesto por agua, además, actúa como una barrera de protección ante cualquier cambio exterior y su función, entre otras, es proteger al resto del organismo de las inclemencias meteorológicas”, expuso. 

La especialista indicó que la exposición excesiva al sol, en niños y adolescentes, puede contribuir a que sufran cáncer de piel en la edad adulta.

Como antecedente, en México, se registran más de 11 mil casos de cáncer en la piel al año. En tanto, en 2023, Hidalgo presentó 30 defunciones por este padecimiento.

Islas Castelazo recordó que un cambio en la piel es el signo más común de cáncer. Estos cambios pueden ser una lesión nueva, una llaga que no cicatriza o un cambio en un lunar.

Ante las contrariedades que pudieran desprenderse de esta situación, la SSH recomienda usar un sombrero de ala ancha para protegerse los ojos, la cara, las orejas y el cuello, utilizar gafas de sol envolventes que garanticen una protección de 99 por ciento a 100 por ciento contra los rayos ultravioleta A y B, aplicarse protector solar de amplio espectro en las zonas de la piel que no se puedan cubrir con la ropa.

De igual forma, las personas deben limitar el tiempo de exposición al sol del mediodía, buscar la sombra, ponerse ropa protectora, beber ocho vasos de agua al día para mantenerse correctamente hidratados y consumir alimentos que contengan vitamina A, C y antioxidantes.

Velia Islas recomendó que en caso de identificar enrojecimiento, oscurecimiento o entumecimiento de la piel, las personas deben acudir a la unidad de salud más cercana para ser valorado y recibir el tratamiento oportuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *